Gracias a su trabajo, disponemos de libros y documentación de gran valor sobre alta sensibilidad y varones sensibles.

El Dr. Ted Zeff era una de las personas más importantes en el conocimiento y divulgación de la sensibilidad del procesamiento sensorial. Nos dejó hace un año, tras sufrir una larga enfermedad.

Desde aquí queremos recordar al hombre que, durante más de veinticinco años, se dedicó  a ayudar a adultos y niños altamente sensibles como él.

Hoy se cumple el primer aniversario de la muerte de Ted Zeff, doctor en Psicología por el Instituto de Estudios Integrales de San Francisco, California.

Fue uno de los participantes del I Congreso sobre Alta Sensibilidad celebrado en Valencia (España) en mayo de 2018. Ya enfermo, intervino a través de videoconferencia para hablar sobre los niños y niñas altamente sensibles.

En su ponencia, hizo especial hincapié en las dificultades de los NAS varones en nuestra sociedad actual.

Ted denunciaba cómo los medios de comunicación “ensalzan los rasgos de los hombres que no son altamente sensibles”. Consecuencia de ello, hacía referencia a los conflictos bélicos que tuvieron lugar el siglo pasado.  En  esas guerras,  murieron miles de personas ante la falta de valores de muchos líderes políticos y militares carentes de sensibilidad.

En opinión de “Dayalu“, -nombre espiritual del Dr. Zeff que significa compasivo-, para que una sociedad funcione de manera óptima es necesario un equilibrio.  La conducta de los hombres pas y la de aquellos que no lo son deberían promover el respeto de los derechos de los seres humanos, de los animales y de la naturaleza.

“La proliferación de valores carentes de sensibilidad ha creado un mundo al borde del desastre” -Ted Zeff

Autor de varios libros, uno de los más más conocidos es  “La guía para la personas altamente sensibles”. Traducido a varios idiomas, era muy consciente de las dificultades de los varones altamente sensibles a la hora de encajar en nuestra sociedad occidental.

Por ello, tanto en sus libros como en los artículos que escribió durante su vida, desarrolló estrategias prácticas para recuperar el bienestar del cuerpo, la mente y el alma. De esta forma, conociendo las herramientas adecuadas, mostraba cómo cultivar este rasgo para empoderar a las PAS (Personas Altamente Sensibles).

Varones sensibles y su sistema sensorial más desarrollado

Este tipo de personalidad descubierta por la psicóloga norteamericana Elaine Aron ha sido denominada como Highly Sensitive Person (HSP) en inglés. Se ha traducido a nuestro idioma como Persona Altamente Sensible.

Existe cierto consenso dentro de la comunidad pas  sobre que no es la interpretación más adecuada del término, por las connotaciones negativas de la palabra “sensible”.

Para algunos, sería más adecuado emplear “perceptivas”, pues describe tal vez mejor esa capacidad de las pas para captar una mayor información de su entorno, así como las sutilezas, estímulos, sensaciones, etc.

No es mi intención cambiar a estas alturas el nombre. Pero sí destacar la importancia que tiene el idioma y cómo éste puede influir de forma negativa en el significado de una palabra.

Es por ello que el Dr. Ted Zeff prefería referirse al hablar de este tema, -sobre todo en el caso de que fueran varones altamente sensibles-,  a aquellos con un sistema sensorial más desarrollado. El motivo de ello era que muchos hombres se mostraban reacios a identificarse con la sensibilidad.

Envejecimiento, muerte y alta sensibilidad

Elaine Aron , en una newsletter publicada a través de la web de APASE (Asociación de Personas con Alta Sensibilidad de España), relata  cómo fueron los últimos momentos de su amigo.

Bajo el título “Envejecimiento, muerte y nuestro querido Ted”, la psicóloga norteamericana le dedicó un sentido homenaje en el que también comentó su opinión sobre  esta  etapa de la vida y cómo afecta a las personas sensibles.

Aron afirma que las investigaciones al respecto hablan de que “la mayoría de las personas,- sean altamente sensibles o no-, si tienen una salud razonable, son más felices en su vejez de lo que los jóvenes esperan que sean.

En el caso concreto de las PAS, considera que necesitarían de ciertas comodidades, es decir,  recursos adecuados para vivir en un entorno respetuoso con su alta sensibilidad.

Relaciones de calidad, zonas con poca estimulación, una alimentación adecuada, entrer otros aspectos a cuidar, contribuirían  a un envejecimiento feliz.

El legado de Ted para los niños altamente sensibles varones

Su libro “The strong sensitive boy” (“El chico fuerte sensible“) es para muchos un texto de lectura obligada para la crianza de los pequeños  varones sensibles. Y es que ofrece consejos prácticos y soluciones innovadoras para padres, maestros y cualquier persona que trabaje con niños con sensibilidad del procesamiento sensorial.

El problema es que únicamente se encuentra disponible en lengua inglesa y muchos no nos manejamos con este idioma. En una ocasión, Ted me envió un mensaje a través de la página de facebook Niños Altamente Sensibles.

Quería contactar con Urano,  la editorial con la que publicó anteriormente en castellano “La guía para personas altamente sensibles“, puesto que no conseguía comunicarse con ella. Su intención era la de poder traducir también su otro libro, dedicado a dar herramientas para ayudar en la crianza de los niños altamente sensibles varones.

Espero algún día poder leerlo, aunque Ted en vida no pudiera ver realizado su deseo. Estoy segura de que obtendría grandes aprendizajes con sus consejos.

Para terminar, comparto este disco de la cantante Sole Giménez  titulado “Hombres sensibles”, el octavo de su carrera, y todo un alegato para empoderar a los varones. Y es que dentro del mundo de la música hay muchas personas sensibles.

Mamá Yomime