Elaine N. Aron afirma que el hecho de que haya diferentes razas de perros puede servirnos como ejemplo para comprender que también existen distintas “razas” de niños. 

La psicóloga Elaine N. Aron, descubridora del rasgo de la sensibilidad del procesamiento sensorial, utiliza este paralelismo para explicar que existen los animales altamente sensibles.

Es en su libro El Don de la Sensibilidad en la Infancia” donde defiende que el hecho de que haya diferentes razas de perros puede servirnos para entender que también se observen en algunos menores características que los hacen destacar entre otros niños.

Su forma de comportarse puede suponer una dificultad para los padres, que se encuentran perdidos a la hora de educarlos, y también para sus maestros.

De su experiencia en el adiestramiento de sus propias mascotas, Aron dedujo que las técnicas que empleaba no funcionaban igual en todos los canes.

Y, al igual que los Niños Altamente Sensibles (NAS), algunas razas de perros parecen tener el poder de leerte la mente… ¡Guau!

¿Cómo distinguir a un Perro Altamente Sensible?

Dicen que los perros se parecen a sus dueños. Instintivamente, a la hora de escoger una mascota se suele preferir aquélla cuyo carácter sea semejante al nuestro.

Es frecuente que junto a una persona nerviosa suela haber un perro inquieto. De igual forma, un can menos activo suele convivir con dueños tranquilos.

La explicación puede ser que, dada su gran capacidad para imitarnos, sean capaces también de adaptarse al entorno en el que viven

Los animales son sensibles, inteligentes, divertidos y entretenidos. Debemos cuidarles al igual que hacemos con los niños. -Michael Morpurgo-

Parece ser que hay evidencias de que hay perros que muestran un comportamiento más sensible que otros…

Carlos Alfonso López, director de EDUCAN, adiestrador canino y especialista en etología canina y felina, ha desarrollado el concepto de adiestramiento cognitivo-conductual y ha realizado estudios sobre la socialización de las razas sensibles.

Entre estas especies con una sensibilidad más acusada, se encontrarían los Border Collies, Shetland, Malinois y Pastores Australianos.

Desde MasterDog nos muestran algunas pistas para reconocer a un “perro PAS”.

Por ejemplo, describen que en la naturaleza ya se observan cánidos (animales tales como perros, el zorro, el lobo, el chacal, el coyote, etc. son los que pertenecerían a esta familia) que son capaces de estar pendientes de la manada.

Se trataría de individuos que, al ser los primeros en percatarse de algún cambio en su entorno, alertarían al resto del grupo al ser más conscientes de los peligros.

En concreto, según relatan desde MasterDog en su experiencia con los perros, se han dado cuenta de que “hay canes que se saturan fácilmente, ya sea en compañía de otros perros o de más personas”, afirman.

Esa capacidad empática de algunas de nuestras mascotas favoritas, así como el hecho de que existan individuos con un sistema sensorial más desarrollado, junto a perros más reflexivos, con una mayor capacidad para “solventar problemas”, serían algunas de las características que indicarían una alta capacidad para asociar y relacionar la información recibida.

El adiestramiento de los Perros Altamente Sensibles

“Cuando todas estas características las cumple un solo perro, estamos delante de un perro altamente sensible. Y al igual que con las personas, nuestra forma de educar y relacionarnos con ellos tiene que ser más orientada a cubrir las necesidades que definen su rasgo”, concluye este interesante artículo.

De esto nos habla también Elaine N. Aron en su libro. Ella se dio cuenta de que su querida border collie, de nombre “Sam”, no respondía bien ante un adiestramiento severo.

Temblaba temerosa, sin comprender el motivo de ese “mal trato”.

El animal, que era muy sensible, sabía de antemano cómo debía comportarse sin que usaran palabras tan duras para lograrlo.

¿Y qué pasa con los niños sensibles?

Esta experiencia nos sirve como ejemplo a tener muy en cuenta a la hora de educar a nuestros niños altamente sensibles. Los NAS responden mejor ante una corrección suave de un comportamiento, ya que de lo contrario se estresan y pueden incluso llegar a bloquearse.

“Esto es lo que ocurre cuando un animal o un niño casi pueden leerte la mente y sentirse abrumados con una palabra dura procedente de ti, su querida figura de autoridad”, dice Aron.

Y es que la falta de habilidades para la crianza de nuestros “cachorros”, ya sean de dos o cuatro patas- genera desconcierto y angustia cuando los métodos tradicionales no funcionan.

Por ello, creo que la escuela tiene que ser muy consciente de que no todo el alumnado aprende del mismo modo.

La forma en que los maestros “adiestren” a nuestras pequeñas criaturas puede desembocar en fracaso escolar si no se atienden las diferentes necesidades que los NAS demandan.

Muchos profesores no son creativos en sus clases y emplean el mismo sistema de enseñanza para todos los niños y niñas.

Afortunadamente, creo que cada vez hay más consciencia.

Hay profesores maravillosos enamorados de su profesión que ponen mucho empeño en atender a los estudiantes de forma diferenciada, potenciando las virtudes de cada uno de ellos.

Por cierto, los que tenéis perro en casa, … ¿Qué opináis? ¿Es vuestra mascota un PAS perruno? Espero que este artículo os haya resultado de interés.

Os dejo aquí un enlace a un vídeo  que explica de forma amena en qué consiste la alta sensibilidad. Se trata de un programa de Onda Aranjuez llamado “Mágicos animales”, donde abordan esta forma de ser enfocándola en su utilidad para entender mejor a nuestros peludos amigos de cuatro patas.

Mamá Yomime