Test Niños Altamente Sensibles (NAS) ¿Y si tu hijo/a también es como mi hijo JoNAS? Descúbrelo realizando el siguiente cuestionario elaborado por la Dra. Elaine Aron.

Alta sensibilidad en la infancia. Cuestionario para niños realizado por sus padres y/o cuidadores

Contesta NO a cada pregunta:

1. Se sobresalta con facilidad.

2. Se queja de que la ropa esta áspera, de las costuras de los calcetines o de las etiquetas de la ropa que le rozan.

3. No suelen gustarle las grandes sorpresas.

4. Aprende mejor a partir de un correctivo suave que mediante un fuerte castigo.

5. Parece saber leer mis pensamientos.

6. Utiliza palabras que no se corresponden a su edad.

7. Se percata hasta del olor más leve e inusual.

8. Tiene un ingenioso sentido de humor.

9. Parece ser muy intuitivo.

10. Le cuesta dormirse después de un día excitante.

11. No lleva bien los grandes cambios.

12. Quiere cambiarse cuando su ropa está húmeda o con arena.

13. Hace muchas preguntas.

14. Es un/a perfeccionista.

15. Se percata de la angustia de los demás.

16. Prefiere los juegos tranquilos.

17. Hace preguntas profundas y sugerentes.

18. Es muy sensible al dolor.

19. No se encuentra a gusto en lugares ruidosos.

20. Se percata de detalles muy sutiles (algo que haya cambiado de lugar, un cambio de aspecto de una persona, etc.)

21. Toma en cuenta la seguridad antes de trepar a cierta altura.

22. Se desenvuelve mejor cuando no hay extraños presentes.

23. Lo siente todo profundamente.

PUNTUACIÓN Test Niños Altamente Sensibles
Si has respondido afirmativamente a trece o más preguntas, tu hijo/a es con toda probabilidad un Niño Altamente Sensible (NAS). Sin embargo, ningún test psicológico es tan preciso como para que tengas que basar necesariamente en el él el trato que le vas a dar a tu hijo/a.

FUENTE: El don de la sensibilidad en la infancia, Elaine Aron, Ediciones Obelisco, Barcelona, 2017. Pág. 37-39.

 

Ahora ya has realizado el Test Niños Altamente Sensibles para saber si tu hijo/a encaja en el perfil de un NAS.  Si has contestado afirmativamente a la mayoría de las preguntas planteadas, puede que tu hijo sea altamente sensible. Aunque no se trata de una prueba definitiva, sí te puede haber dado algunas “pistas”…

¿Y ahora qué?

Pues que querrás investigar y saberlo todo para poder ayudar a tu peque, y poder criarlo teniendo en cuenta cómo el rasgo de la alta sensibilidad se manifiesta en el comportamiento de tu niño/a.

Ten en cuenta que se nace con ella; esta característica de la personalidad no la podemos cambiar -ni es recomendable hacerlo-, ya que forma parte de la esencia de tu hijo/a. Bien encauzada, la alta sensibilidad es considerada por algunas personas como un “don”. Por el contrario, si no es atendida, puede ocasionar problemas en su día a día.

 

Sin embargo, yo creo que no se trata tanto de hablar de un “don” o una “maldición”: más bien es una forma de ser diferente, con una capacidad de sentir y vivir la vida desde las emociones, desde el corazón… Y ya sabemos que no ser como el resto, tener la sensación de no encajar o de sentirse un “bicho raro”, no es una situación precisamente cómoda.

 

IMPORTANTE: Es necesario descubrir si el niño encaja en el perfil de un NAS para así poder descartar que se trate de un trastorno y poder acompañar su niñez respetando y conectando con su forma de ser. Una buena crianza es el mejor regalo para cualquier niño/a, pero si es altamente sensible se beneficiará aún más de tener una infancia feliz. Aunque demandará de sus progenitores mucha más atención que otros menores, la recompensa merecerá la pena.